Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 enero 2013 5 18 /01 /enero /2013 14:05

            macarena--478x270.jpgLa situación actual, en política sanitara en nuestro país, se deteriora por momentos, y especialmente en nuestra comunidad autónoma, que presenta graves problemas de gestión a nivel  político. Se jacta la consejera de salud y bienestar de presentarnos, a la menor ocasión que tiene, un servicio modélico, en atención y realización. Si no fuera por el juramento hipocrático, en la mayoría de las ocasiones, ya nos luciría el pelo. Gracias a la profesionalidad de médicos, personal de enfermería y sanitario, esta partida de ignorantes y vividores que nos rigen salvan el culo. Porque a veces no hay ni dinero para sustituir el papel de wáter.

            Acaban de fallecer, en un mismo día y en un mismo centro sanitario, tres personas que aguardaban en la sala de espera del los servicios de urgencias. Tres ciudadanos que habrían cotizado durante toda su vida y que no pueden ser atendidos por la escasez de medios que dispone esta Junta de Andalucía por mucho que quieran vendernos la mona. Tres personas que mueren delante de sus familiares entregados a la indiferencia y la ineficacia. Pues veremos, dentro de muy poco, cómo se depurarán responsabilidades derivándolas al celador. Y ellos, estos socialista y comunistas –¡si Marx levantara la cabeza!-, más preocupados por defender derechos de los criminales que de las pobres gentes que mueren agolpadas esperando ser atendidas, saldrán corriendo de la pira, inmolando a los que apenas mantienen responsabilidades.

            Por desgracia conozco esta situación. La padecimos en primera persona. Una sala repleta de pacientes en busca solución a sus males. Los enfermos quieren ser curados. Que se les aplique un protocolo de actuación les trae sin cuidados. ¿Tan difícil es? ¿Somos los españoles, en este caso los andaluces, más torpes que en otros lugares del mundo? A ver si va a ser verdad aquello de Churchill de que España es el principio de África, una sentencia a la que siempre me he opuesto, me que empiezo a encontrarle razones. Cómo se puede mantener en una camilla a una persona, durante once horas, que presenta síntomas de un ataque cardiaco o situar en una esquina, en una silla de ruedas, a una niña con una fractura en un pié y no ser atendida hasta quince horas después. Quién tenga la mala suerte de ponerse enfermo de gravedad tiene muchas papeletas para certificar estas vivencias.

            Y sé de lo que hablo. Cuando mi madre entró en el servicio de urgencias, con una angina de pecho, y tras once horas tumbada en una camilla, sin más atención que la que le prestábamos su familia, y la ingresaron en la zona de observación, nos quedamos sorprendidos por el diagnóstico. Preguntado el médico que la atendió, y menos mal que fui yo el que le refirió la situación y no mi hermano, por si aquello era lo habitual, el hombre se limitó a decir, en perfecto nicaragüense, que las hojas de reclamaciones las daban en recepción. ¡Estaría el hombre harto!

            Me parece inaudito que las fuerzas políticas que comandan este barco de Andalucía, unidas para asaltar la legalidad y la voluntad de la mayoría, con su posición prepotente, y si esto estuviera ocurriendo con las manos de otros partidos puestas sobre el timón, ya habrían salido a la calle y estarían fomentando movilizaciones sociales, o tal vez asaltando farmacias, táctica habitual en el ideario de algunos que forman parte de la izquierda más vergonzosa conocida jamás, y poniendo a la opinión pública en contra de los procedimientos y los ajustes que se hubieran acometido.

            Que la consejera de salud comience sus peroratas haciendo mención a la magnífica gestión que se está realizando y, lo que es más sorprendente e inaudito, que la presente como modelo a seguir, me parece un escándalo cuando muere la gente sin ser atendida si quiera. Es un escándalo –aquí podríamos poner la melodía del tema de Raphael, si el caso ni fuera tan dramático- que la coalición gubernamental siga escondiendo hechos tan lamentables como el despilfarro en cocaína y putas, con el dinero de los parados, o que financie en Palestina centros de formación cuando se le priva a los andaluces de sus derechos que además financian con sus impuestos. Menuda desvergüenza. Y lo peor es que hay todavía gente siguen dejándose engañar por estos elementos que no ven más horizontes que los que les puedan reportar sus propios intereses.

valderas-palestina-centro-andaluz--478x270.jpg

Compartir este post

Repost 0
Published by Antonio García Rodríguez
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de lasevillanuestra.over-blog.es
  • El blog de lasevillanuestra.over-blog.es
  • : Esta es la ventana a la que me asomo cada día. Este es el alfeizar donde me apoyo para ver la ciudad, para disfrutarla, para sentirla, para amarla. Este es mi mirador desde el que pongo mi voz para destacar mis opiniones sobre los problemas de esta Sevilla nuestra
  • Contacto